Compatibilidad de amor Tigre-Dragón en Astrología china

El Tigre y el Dragón son dos de las criaturas físicamente más fuertes; en el zodiaco chino, estos dos signos son igualmente representativos de gran intensidad y personalidades poderosas. Tal vez esta sea también la razón por la que los dos tienen posibilidades limitadas de una relación compatible. Incluso entonces, sus diferencias mutuas no necesitan estallar en conflicto, pero con algún ajuste en ambos lados, bien pueden sumarse a la satisfacción del todo.
Puntos altos de una pareja de amor Tigre-Dragón
Inicialmente, el Dragón y el Tigre podrían atraerse el uno al otro por la pura fuerza de sus personalidades mutuas. El Dragón tiene un magnetismo y carisma que pocos otros signos de la fuerza del zodiaco poseen y el Tigre puede ser atraído hacia él como una polilla a la llama. Por otro lado, la individualidad y la mente brillante del Tigre pueden resultar igualmente irresistibles para el hombre Dragón, que estará interesado en conocer aún mejor esta personalidad singular.
El Dragón y el Tigre comparten un rasgo de personalidad importante, su sociabilidad, que podría ayudar mucho a acercarlos. A ambos les gusta estar alrededor y en medio de la gente; mientras que para el Dragón, su popularidad social es una validación esencial de su naturaleza egoísta, en el caso del Tigre, su círculo social es el medio perfecto para discusiones e intercambios intelectuales animados. Esto, así como el hecho de que ambos se mantendrán estimulados por nuevos intereses y actividades, asegurará que la relación nunca se vuelva monótona.

TIP: Obtenga 3 Minutos gratis + 50% de descuento para consultar a un psíquico!
Cuando se juntan, el sexo será una experiencia increíble. No solo se encenderá por la energía y la pasión del Dragón, sino que también será salvaje y desinhibida debido a la falta de convencionalidad del Tigre, en general, un encuentro que no debe olvidarse a toda prisa.
Al final, sin embargo, ambos podrían descubrir una fuerza vinculante significativa en su capacidad mutua para inspirarse en ideas de alto vuelo y proyectos ambiciosos, así como en una profunda preocupación por la humanidad. Ninguno de los dos está motivado por beneficios meramente materiales o financieros, aunque a un Dragón le gusta estar a cargo. Y, sin embargo, está marcado por una fuerte naturaleza ética que eleva la energía, la creatividad y la asertividad del Dragón más allá del mero egoísmo. La mayoría de las veces, el Dragón se encuentra a la vanguardia de defender una causa digna por la que trabajará incansable e incesantemente. Del mismo modo, el Tigre es impulsado por una naturaleza altruista genuina. Están sinceramente interesados en el mejoramiento de sus compañeros humanos y su intelecto original a menudo les ayuda a encontrar respuestas efectivas listas para usar para resolver varios problemas de la sociedad y la economía. Al mismo tiempo, los detalles mundanos o el funcionamiento esencial de la relación tampoco conciernen. Cada uno está inspirado en el panorama más amplio, ya sea que esté relacionado con el trabajo o la vida personal.
Desafíos de Tiger-Dragon love match
El principal obstáculo para la compatibilidad amorosa entre un Dragón y un Tigre está en sus diferentes expectativas de amor. Para el Dragón, el amor es una experiencia intensa llena de extravagancia y drama, mientras que para el Tigre es más una compañía intelectual donde pueden discutir e intercambiar ideas, así como explorar nuevas experiencias entre sí. Por lo tanto, mientras el Dragón espera y de hecho está listo para ofrecer una participación completa con un compañero, el Tigre es mucho más protector con respecto a su libertad personal. Esta diferencia podría ser un obstáculo importante en la asociación Dragón-Tigre y la única manera de superarla es comprender mejor las motivaciones del otro. Mientras que el Dragón tendría que aprender a conceder a sus compañeros Tigre más espacio para respirar, estos últimos tendrían que ofrecer un mayor grado de tiempo y atención exclusivos al compañero Dragón.
La naturaleza asertiva del Dragón también podría convertirse en un problema en caso de relaciones íntimas. Esta personalidad está tan acostumbrada a tener su propia manera que tienden a carecer de flexibilidad o capacidad para ver un lado alternativo del asunto. Esto podría molestar profundamente al Tigre que tiene nociones altamente individualistas de la vida y los valores y no le importa ser aconsejado o persuadido por nadie más, ni siquiera por un compañero. Además, los ataques de solitarismo del Tigre pueden ser difíciles de entender para el Dragón quién podría esperar un nivel más profundo de compromiso de su pareja, en su defecto, el Dragón podría incluso ponerse celoso y altamente posesivo. Esto simplemente no le conviene al Tigre que a su vez necesita la libertad de ir y venir como le plazca.
Al final, todo lo que se requiere de cualquiera de los dos es un grado de flexibilidad; si el Dragón se compromete a no frenar el espíritu libre del hombre Tigre mientras que este último es capaz de ofrecer un sentido más profundo de pertenencia, entonces los dos están bien preparados para la felicidad a largo plazo entre sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.